Es un bar de tapas, de esos antiguos, tradicionales y que cada vez son más difíciles de encontrar. Sus numerosos devotos se pelean por un sitio en la barra y apenas sale un rayo de sol, se aglutinan por conseguir una mesa en la terraza. En cualquier momento del día se puede entrar a pedir una caña, dos tapas y seguir camino. El Morryssom cumple con todos los requisitos de un bar de tapas: es informal, ruidoso, siempre atestado de gente, con una atención rápida, simpática y familiar.

Es un bar de tapas, de esos antiguos, tradicionales y que cada vez son más difíciles de encontrar. Sus numerosos devotos se pelean por un sitio en la barra y apenas sale un rayo de sol, se aglutinan por conseguir una mesa en la terraza. En cualquier momento del día se puede entrar a pedir una caña, dos tapas y seguir camino. El Morryssom cumple con todos los requisitos de un bar de tapas: es informal, ruidoso, siempre atestado de gente, con una atención rápida, simpática y familiar.

El secreto del Morryssom radica en que lo hacemos todo con mucho corazón y cariño.
Y lo mejor de todo, su clientela.

Carrer de Girona, 162
08037 Barcelona

lunes
martes
miercoles
jueves
viernes
sabado
 domingo cerrado 

7:00 – 1:00
7:00 – 1:00
7:00 – 1:00
7:00 – 1:00
7:00 – 1:00
8:00 – 18:00

Carrer de Girona, 162
08037 Barcelona

lunes 7:00 – 1:00
martes 7:00 – 1:00
miercoles 7:00 – 1:00
jueves 7:00 – 1:00
viernes 7:00 – 1:00
sabado 8:00 – 18:00
 domingo cerrado